Onésimo, la peonza de Pucela

Onésimo, la peonza de Pucela

2 min de lectura

Hoy traemos a nuestro rincón del fútbol a Onésimo Sanchez, el actual entrenador del Celta de Vigo B, que milita en el Grupo 1 de la Segunda división B del fútbol español.

En su etapa como jugador fue todo un clásico de la categoría de primera división, desde sus comienzos en el Real Valladolid, pasando después por Cádiz CF, FC Barcelona ó Sevilla.

El momento más sonante de su carrera fue su paso por el F.C. Barcelona, cedido por el Real Valladolid, y con el que llegó a ganar una Copa del Rey.

En una sola temporada de blaugrana, jugó 18 partidos con el Barça B y 2 con el primer equipo, cuyo momento cumbre fue en una eliminatoria de Recopa frente al Anderlecht, donde saltó desde el banquillo para revolucionar el partido.

Este fichaje nunca se llegó a entender muy bien por parte de la afición culé, ya que sí bien Onésimo era un jugador joven, prometedor y de mucha habilidad en el regate, muchos dudaban de que esa calidad estuviera a la altura de un club grande como el Barça.

Por aquél entonces quien cortaba el bacalao y fichaba a su antojo era Johan Cruyff y bien es sabido que El Flaco durante su etapa de entrenador culé tenía sus caprichos. Onésimo fue una de esas decisiones de Johan que hicieron del Flaco un personaje tan particular. Uno de tantos de un elenco de jugadores que Cruyff se trajo a su laboratorio de experimentos. Romerito, Danny Muller (el novio de su hija mayor), Angoy (el otro yerno), Eskurza, Roura, Witschge, son algunos de los nombres que pasaron por el club con más pena que gloria y algunos de ellos de muy dudosa calidad futbolistica.

Después de su corta estancia en Barcelona, Onésimo encontró horizontes donde, donde sí desplegó sus cualidades de juego y nos regaló tardes de buen fútbol.

Valladolid, en una segunda etapa, Rayo Vallecano en dos etapas también y Sevilla disfrutaron de sus regates eléctricos y de sus rápidas acometidas por la banda derecha.

Era un extremo a la vieja usanza, siempre buscando la banda donde desbordar a su par a través del amague y del recorte. Muchos le acusaban de demasiado individualista, pero bien es cierto que sus habilidades sí que causaban gran desconcierto en las defensas rivales.

Su segunda etapa en Vallecas, fue la más prolífica en juego y goles. En esta etapa fue donde mas disfruté del fútbol del "Chincheta".

¿Le viste jugar?

¡Comparte tu recuerdo!


Fernando Couto
Artículo anterior

Fernando Couto

Otra entrega más de René Descartes, descartes irracionales.

Torneos de Verano
Artículo siguiente

Torneos de Verano

En éste verano tan atípico que estamos viviendo futbolísticamente hablando, rememoramos uno de los eventos estrella de antaño. Con esta nueva entrega de nuestras vainas,


Artículos Relacionados

Augusto Matine
2 min de lectura
João Alves "Luvas Pretas"
3 min de lectura
Abel Xavier
2 min de lectura
Laurie Cunningham
5 min de lectura
Rommel Fernández "El Panzer"
4 min de lectura
Biri Biri de Banjul a Sevilla
3 min de lectura

SUBIR